Tipologías y características del liderazgo público: Análisis de la película “Invictus”

Dentro de la asignatura de “Tipologías y características del liderazgo público” la profesora Glady Merma, nos invita a mirar la película “Invictus” dirigida por Clint Eastwood y con la participación de Morgan Freeman, la cual sin duda nos deja un mensaje y una lección para todos en este módulo.

invictusEl marco temporal es definido, estamos en Sudáfrica de la década de los noventa, en los momentos en los cuales se anhelaba la paz y la unión luego de la larga ocupación inglesa en el territorio africano que dejó no solo una sui generis manera de ver las cosas, sino sobre todo odio, resentimiento y discriminación entre sus habitantes.

Claramente definido el escenario podemos encontrar a un grupo de colonos ingleses, ahora sudafricanos blancos, versus a la gran población de raza negra que vieron en su dirigente máximo, Nelson Mandela, el individuo que los llevaría a su reivindicación luego de años y años de explotación.

Considero que  Mandela como ejemplo de liderazgo es fundamental, no solo por la manera cómo afronta la situación, sino sobre todo por tratarse de un verdadero luchador que ante todo pronóstico y bajo toda adversidad logró uno de los objetivos más importantes en Sudáfrica: su unificación.

Luego de un largo período tras las rejas por luchar en contra del Apartheid, Mandela sale a las calles a luchar por los derechos civiles y políticos, permitiendo de esta manera que se realicen elecciones libres. Postulándose para las mismas resultando ganador gracias al fuerte apoyo de la población que veía en él, un similar a ellos no solo por su raza de piel, sino que muchos pensaban que él se “vengaría” de los blancos por tantos años de opresión, ya que en su momento fueron ellos quienes lo encarcelaron por un largo período.

Sin embargo, Mandela encuentra un elemento que uniría a la población, y opta por uno de los deportes más populares pero para la población blanca: el rugby. Y mira a futuro que la oportunidad ideal para que todo un país se una por un mismo objetivo, sea el mundial que se desarrollaría en Sudáfrica en 1995.

Si bien es cierto la decisión fue criticada por muchos, y sus cercanos colaboradores no entendían que hacía el líder sudafricano, este decide convocar al capitán de la selección de rugby quien admirado y un poco extrañado no entendía el inicial interés del presidente Mandela por apoyar a un deporte que normalmente solo lo jugaban los blancos.
En un escenario ideal para lograr esa unión era trasmitir el sentimiento de unir al país a través del rugby con un equipo fuerte y ganador, conformado por blancos y negros. Pero en este caso el equipo no ganaba, estaba desmotivado.

Pese a todas las adversidades Mandela se juega por el objetivo, y arriesga su imagen y prestigio a una causa que parecía perdida. Pero los jugadores sienten el apoyo, y se dejan guiar, y ven en Mandela así como en su capitán, aquel líder que les permitiría conseguir sus sueños: la copa mundial. Claro que el verdadero objetivo para el presidente sudafricano era unificar a toda una nación tan diversa. invictus-foto10

El punto de quiebre en la película, y que cambia la visión de los jugadores y donde se convence su capitán, es cuando visitan la celda donde estuvo más de tres décadas detenido Mandela… y todos se preguntan: Cómo un hombre puede perdonar a quienes los sometieron tanto tiempo… y la respuesta es clara, el líder vela por los intereses de toda una nación, no por sus intereses personales. Él era ahora el presidente tanto de quienes votaron por él, así como quienes en campaña nunca lo apoyaron, era el líder del país.

La campaña continúa y por primera vez gracias al apoyo de Mandela y su gobierno los jugadores de Rugby se acercan a las comunidades habitadas principalmente por ciudadanos de raza negra, quienes poco a poco van sintiendo interés, y todo se dispara cuando el equipo sudafricano, conocido como “Sprinboks” llega a las finales del mundial.

La presión era tan fuerte para los jugadores, pero fue el sentimiento de todo un país, el grito de todo un pueblo, sin importar si eran blancos o negros, aquello que los llevó al triunfo.

El poema que inspiró a Mandela y que fue escrito por el literato inglés William William Ernest Henley (1849 – 1902 / Gloucester / England), la versión original es la siguiente:

INVICTUS
Out of the night that covers me,
Black as the Pit from pole to pole,
I thank whatever gods may be
For my unconquerable soul.

In the fell clutch of circumstance
I have not winced nor cried aloud.
Under the bludgeonings of chance
My head is bloody, but unbowed.

Beyond this place of wrath and tears
Looms but the Horror of the shade,
And yet the menace of the years
Finds, and shall find, me unafraid.

It matters not how strait the gate,
How charged with punishments the scroll.
I am the master of my fate:
I am the captain of my soul

La traducción al español la podemos encontrar en esta parte de la película:
“Invictus”:

INVICTUS

Más allá de la noche que me cubre
negra como el abismo insondable,
doy gracias a los dioses que pudieran existir
por mi alma invicta.
En las azarosas garras de las circunstancias
nunca me he lamentado ni he pestañeado.
Sometido a los golpes del destino
mi cabeza está ensangrentada, pero erguida.
Más allá de este lugar de cólera y lágrimas
donde yace el horror de la sombra,
la amenaza de los años
me encuentra, y me encontrará, sin miedo.
No importa cuán estrecho sea el portal,
cuán cargada de castigos la sentencia,
soy el amo de mi destino:
soy el capitán de mi alma.

Una clara enseñanza… La receta para el éxito, un liderazgo adecuado, que incluso en las situaciones y penurias más difíciles existe esperanza para salir adelante. Y no importa lo que el resto piense, haga o no nos permita hacer. Siempre que existe un objetivo y sabemos dónde llegar, nada ni nadie nos puede impedir que lo hagamos. El ser humano siempre debe caminar con su cabeza levantada, nadie lo puede oprimir, pues siempre saldrá invicto frente a la adversidad.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Tipologías y características del liderazgo público: Análisis de la película “Invictus”

  1. Marta Méndez Juez dijo:

    Estimado Andrés:

    Gracias por compartir el poema con nosotros. Realmente es una oda a la esperanza, al afán de superación constante y revitaliza el esfuerzo para conseguir los objetivos propuestos. Ciertamente, cuando existe una finalidad clara y dirigida, ésta es más fácil de cumplir. Así queda de manifiesto en INVICTUS.

    Un saludo.

  2. Andrew dijo:

    Muchas gracias por tu comentario Marta. Realmente en la película podemos encontrar muchos elementos que en las clases y en los textos entrega la profesora Gladys Merma.
    saludos,

  3. Gladys Merma dijo:

    Estimado Andrés.
    Gracias por el poema. Tanto en inglés como en español, todo el poema tiene una fuerza y una motivación increíbles. No obstante, las dos últimas frases son impresionantes. Podrían ser, perfectamente, la conclusión de muchas teorías, posturas, etc. sobre el liderazgo moderno:
    soy el amo de mi destino…
    soy el capitán de mi alma…

    Tus comentarios sobre la película son muy acertados…
    Saludos,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s